hitoria política


Una vez finalizada la larguísima dictadura, hubo un perido de transición sumamente delicado en el que la democracia estuvo constantemente en jaque. Se fueron formando distintos partidos políticos y paralelamente sindicatos obreros. Muchos de los integrantes de los partidos de izquierdas y de los sindicatos, eran personas que habían sufrido en sus propias carnes la dureza de la dictadura. Unos con el exilio y otros con la cárcel. Se trataba por tanto de personas que, equivocados o acertados, creían y vivían por y para sus ideales (lo mismo que las sanguijuelas políticas de ahora).

Finalmente se consolidó un partido político denominado UCD y formado por políticos de distintas ideologías. Esto fue bueno mientras hubo un liderazgo claro, el de Adolfo Suárez. En esa época hubo una apertura a la democracia, lo cual no fue fácil pero era totalmente necesario. Paralelamente las fuerzas políticas afines a la dictadura seguían teniendo mucho poder y se manifestaban mediante acciones de fuerza que en algunos casos acababan en asesinatos de personas de izquierdas. Cuando el liderazgo de UCD dejó de ser claro, se produjo una evidente disgregación de sus ideas debido al cóctel de ideales de sus integrantes.

Con la dimisión de Adolfo Suárez, esa indecisión política alcanzó su grado máximo y fue aprovechado por fuerzas militares para dar un golpe de estado llevado a cabo por el teniente coronel Antonio Tejero y dirigido por el General Armada, queriendo éste poner un gobierno a su antojo en el que él mismo sería su máximo dirigente. Tejero inició el golpe y también lo finalizó ya que no aceptó la lista de políticos que proponía el general Armada.

Posteriormente hemos asistido a un bipartidismo en el que se relevan en el poder AP (ahora PP) y PSOE. Da igual cuál esté en el poder, ambos emplean las mismas tretas y están igual de corrompidos y por supuesto su estrategia mediática es idéntica, dominando los medios de comunicación para manejar la información y tener engañado al pueblo español.

Solo cuando algo huele tan mal que no se puede esconder es cuando sale a la luz pública. En cualquier caso no has de engañarte, gobierne quien gobierne, la antigua clase dirigente proveniente de la dictadura sigue enriqueciéndose y a ésta hay que sumarle la nueva clase política que ha surgido en la democracia. Todo esto en detrimento de la clase media y baja.

En este periodo de cambio de testigo entre dos partidos hemos asistido a épocas de mayor riqueza económica que otras y por tanto mayor poder adquisitivo. Pero tampoco te engañes, si la economía a nivel europeo y mundial es floreciente, también ha de serlo en España, y teniendo en cuenta que España era un país con salarios bajos, muchas multinacionales extranjeras invirtieron aquí para ahorrar costes. Ahora que nuestros salarios son más elevados están invirtiendo en países del este. Quiero decirte con esto que los que manejan la pasta son los que ponen y quitan gobiernos, ya que si cierran el grifo la economía no se mueve y la situación social exigirá un cambio de gobierno. Aparte de esto, si los que van pasando por los puestos políticos son corruptos entonces llegamos a la debacle en la que nos encontramos.

Los partidos llegan al poder ganando unas elecciones, aunque a veces el triunfo no llega del modo que todos esperamos. El primer partido de la democracia (UCD) no ganó unas elecciones, al menos en lo que yo entiendo por tal ya que todo estaba preparado para que las ganara. Solo hubo un partido político que ganó unas elecciones y fue el PSOE con Felipe González y Alfonso Guerra. Esto sucedió durante dos legislaturas. Luego, el grado de corrupción en sus filas fue tan elevado que todo cambió. Así, el cambio de relevo en el poder ha sido provocado por la estafa y mal gobierno del que estuviera en el poder, es decir, no ganaba el que entraba sino que perdía el que estaba y por eso sucedía el cambio. El PSOE perdió las elecciones después de 12 años de gobierno porque a partir de los 8 de mandato, un gran número de ellos se dedicaron a robar y prevaricar. Sus primeros 4 años de mandato fueron espectaculares, se hicieron tantas cosas y tan bien que el tren funcionaba, el país marchaba. Sin embargo al final de la segunda legislatura se pusieron a robar a manos llenas. Hasta se permitieron el lujo de expropiar un holding "RUMASA", que más bien parecía una cuestión personal que una medida coherente. Esta expropiación sirvió para reprivatizar el holding por partes, revendiéndolas, pero a quién y a qué precio. Apareció el Sr. Aznar (Ansar para el Sr. Bush) y su discurso en los mítines era siempre el mismo "váyase Sr. González" y "a ganar", no sabía decir otra cosa. El PP no salió elegido porque tuviera un programa que asombrara al pueblo sino porque el PSOE se había convertido en una banda de cuatreros y la mierda olía tanto que ya no se podía esconder ni en los medios de comunicación.

Al PP de Aznar le pasó lo mismo que al PSOE de González, se agotaron por erosión ya que muchos se convirtieron en ladrones y prevaricadores. En el caso del PP la gravedad fue mayor, si cabe, ya que debido a la soberbia de Aznar nos metió, sin consultar al pueblo, en una guerra que nadie deseaba y cuyo único fin era el interés personal de acercamiento a un personaje sin escrúpulos que jugaba a ser superman. Esa decisión del Sr. Ansar le costó más de 190 vidas a este país y la pérdida de poder a su partido. Espero que los beneficios personales fueran grandes y ojalá tuviera los cojones de explicárselo a las familias de las víctimas. Además, el Sr. Ansar se dedicó a dar congresos en EEUU pagados con nuestro dinero para su interés personal. Espero que algún día el sr. Ansar nos cuente si el sr. Bushhh le regaló algún rancho.

De nuevo hubo cambio en el poder, pero no porque el pusilánime de Zapatero ganara algo sino porque lo perdió el PP, simplemente se trata de un pusilánime con suerte que estaba en el momento y lugar adecuados.

Ahora estamos en las mismas, el PSOE no está cambiando nada de lo malo que teníamos, cualquier indeseable (delincuentes, estafadores, violadores, etc) puede pasearse por las calles de este país y con más derechos que los ciudadanos honrados que lo mantenemos. El Sr. Zapatero, además de no cambiarlo lo malo, lo está potenciando.

Todo régimen político tiene cosas buenas y malas, el % de las mismas es lo que diferencia un buen régimen de uno malo. Sin embargo hay que saber sacar las cosas buenas de cada uno y saber rectificar las malas. Las alternativas políticas que tenemos lo están haciendo peor que mal Según Murphy siempre se puede empeorar pero me cuesta trabajo creer que se puedan hacer peor las cosas.