términos políticos


MANDATO REPRESENTATIVO: es el otorgado por los electores al candidato o partido a quienes ofrecen su voto con el fin de que los represente (es decir, defienda sus intereses ideológicos, económicos, culturales, profesionales, etc.) en los órganos de poder correspondientes. A diferencia del mandato imperativo, en este tipo de mandato la persona elegida posee libertad de voto, con lo cual no está obligada legalmente a consultar el sentido del mismo con los electores que lo han designado. En teoría se supone que el político habría de cumplir con el proyecto que le ayudó a ganar las elecciones.

MANDATO IMPERATIVO: el delegado carece de poder deliberativo especial además del que tiene como persona integrante de un colectivo. Puede, si así es decidido por la asamblea, tener poder ejecutivo o atribuciones de autonomía responsable, pero no puede adoptar decisiones distintas a aquellas para las que ha recibido mandato por parte del colectivo que lo delega. Este mandato se caracteriza por la elección de un representante por parte de una colectividad (distrito electoral), con la finalidad de que traslade su opinión y defienda sus intereses en los órganos de poder por los que ha sido elegido. El mandato imperativo exige que el elegido sea una mera correa de transmisión de la voluntad de sus electores, ya que está obligado a votar en el sentido que éstos le hayan indicado, para lo cual debe estar en continuo contacto con ellos. El tipo de mandato imperativo obliga a que las circunscripciones electorales sean reducidas, con el fin de que los electores puedan utilizar procedimientos asamblearios para expresar sus opiniones a su diputado o cargo público, el cual se limitará a trasladarlas -y a votar, si fuera necesario, en el mismo sentido que lo han hecho los electores- a los órganos de representación política.

APOLÍTICO: persona que no tiene ideas políticas y que no participa en actividades de esa índole. En este país cada día hay más apolíticos pero no por condición sino por obligación y desesperanza. Cada vez más gente renuncia a participar en los asuntos públicos.

PARTICIPACIÓN POLÍTICA: es uno de los pilares esenciales de la democracia. Consiste en la participación de los ciudadanos en los asuntos públicos, ya sea directamente eligiendo a sus representantes (pasiva), ya sea presentándose como candidatos a los cargos políticos o representativos (activa). Teniendo en cuenta esto, media democracia se está yendo a la mierda porque cada vez votamos menos y la otra media ya huele bastante mal porque son los que viven de ella.

CLASE SOCIAL: colectividad de individuos que ocupan una posición social determinada dentro del conjunto de ciudadanos de un Estado. Lo que une a los miembros de una clase social concreta son sus similares posiciones de poder en la escala jerárquica de la sociedad, su capacidad y recursos económicos, y/o sus respectivas ocupaciones profesionales. En este sentido la clase media ha sido elegida como la única a ser sacrificada en beneficio del resto.

ESTATUS: prestigio y consideración social que tienen las personas pertenecientes a un determinado rango jerárquico dentro de una sociedad. El estatus establece la posición o situación en la que deben ser enclavados individuos que llevan a cabo determinados roles sociales. El estatus en nuestra sociedad viene determinado por el colegueo político.

IDEOLOGÍA: sistema de creencias y valores, además de una cierta manera de ver y comprender el mundo. Esto nos conduce a defender conceptos y actuaciones acordes con ese sistema de creencias y a criticar aquellos otros modelos que están inspirados en ideas contrarias. La ideología es un instrumento que utiliza la clase dominante para mantener el poder y seguir ejerciendo la explotación sobre las clases sociales dominadas.

PARTIDO POLÍTICO: asociación que defiende una determinada ideología política, una manera de entender y ejercer el poder y un conjunto de medidas (programa de gobierno) para alcanzar los fines que se proponen. Nos están demostrando cada día que todos tienen diferente programa oficial pero idéntico programa oficioso (gran parte de sus miembros se llenan los bolsillos).

Además de estos términos esenciales, hay que añadir:
TRÁNSFUGA: elemento pernicioso que salta de un partido a otro a cambio de dinero o para mejorar su cargo político. Se trata de una cucaracha política que demuestra lo que es, un parásito capaz de vender a quien sea por 1 € con un único objetivo, enriquecerse personalmente y de cualquier modo.

CONFUSIÓN SOCIAL: situación provocada por el partido gobernante para conseguir que el pueblo no pueda interpretar realmente los acontecimientos que suceden. Para ello se maneja la información, amoldándola a los intereses de los que gobiernan.

DISTRACCIÓN POLÍTICA:  arma recurrente por los principales partidos políticos para desviar la atención del pueblo hacia temas menores que enfrenten a la ciudadanía. Si mediante los principales medios de comunicación se modifica la importancia de los problemas, el pueblo no se fijará en los verdaderos problemas y se ocupará en discutir los de menor importancia. Ejemplo (orden de los apellidos, ley antitabaco aplicada de modo mezquino, etc.).

INCOMPATIBILIDADES POLÍTICAS: teniendo en cuenta la corrupción en el más amplio sentido de la palabra, podríamos decir que las únicas imcompatibilidades políticas son aquellos principios que hacen de un ser humano una buena persona: honradez, legalidad, sinceridad, responsabilidad, implicación, esfuerzo, pundonor, dignidad etc.