CORRUPCIÓN JUDICIAL


Jamás se ha sancionado a ningún político ni alto cargo por incumplir el Código del Buen Gobierno (de los miembros del Gobierno y de los altos cargos de la Administración General del Estado), que precisamente es el que controla las buenas prácticas del Ejecutivo. HAGAMOS QUE SE CUMPLA CON CARÁCTER RETROACTIVO Y QUE TODAS LOS FARSANTES QUE HAYAN ESTAFADO AL PUEBLO ESPAÑOL VAYAN A LA CÁRCEL.

Os citaré el art. 1 del código: "Los miembros del Gobierno y los altos cargos de la Administración General del Estado actuarán, en el desempeño de sus funciones, de acuerdo con la Constitución y el resto del ordenamiento jurídico, y ajustarán sus actuaciones a los siguientes principios éticos y de conducta que se desarrollan en este Código: objetividad, integridad, neutralidad, responsabilidad, credibilidad, imparcialidad, confidencialidad, dedicación al servicio público, transparencia, ejemplaridad, austeridad, accesibilidad, eficacia, honradez y promoción del entorno cultural y medioambiental y de la igualdad entre hombres y mujeres.

Como veis os he resaltado algunas. Si alguien es capaz de nombrarme un solo político que cumpla este artículo estaré encantado de invitarle a un café. LOS JUECES ESTÁN POLITIZADOS. ¿DÓNDE ESTÁ LA JUSTICIA? ¿PARA QUIÉN ES LA LEY?

Ahora os citaré el punto 3 del art. 2: "Se abstendrán de toda actividad privada o interés que pueda suponer un riesgo de plantear conflictos de intereses con su puesto público. Se entiende que existe conflicto de intereses cuando los altos cargos intervienen en las decisiones relacionadas con asuntos en los que confluyan a la vez intereses de su puesto público e intereses privados propios, de familiares directos, o intereses compartidos con terceras personas."

Si tenéis tiempo, leed el Código de Buen Gobierno, es más divertido que cualquier comic e igual de fantástico. Lo tenéis abajo en formato pdf.

Es hora de decir basta y solo hay una manera de decirlo, movilización social y OTRA OPCIÓN POLÍTICA.

Estamos viendo todos los días cómo algunos estafadores roban cantidades desorbitadas de dinero y no van a la cárcel. La mayoría de los casos se disuelven una vez llegan a los tribunales y exceptuando un mínimo de casos concretos, si la justicia les es desfavorable sólo van a la cárcel por un año o dos para después salir libres, convirtiéndose en millonarios.

Para atar bien el tema no nos olvidemos del AFORAMIENTO, creado exclusivamente para que los ladrones sean juzgados por amiguetes, jueces politizados que dictan las sentencias ordenadas por sus coleguitas políticos.

Con el auge de la construcción hemos visto y seguimos viendo montones de casos en los que ladrones han vendido un proyecto urbanístico y se han marchado con el dinero de todos los que habían dado la entrada para su piso (la inversión de su vida). La mayoría de las veces las viviendas entregadas se separan del proyecto vendido y en multitud de ocasiones la diferencia entre la vivienda y el proyecto es tal que se trata de una VERDADERA ESTAFA . Estos sinvergüenzas casi nunca son juzgados y si se les consigue juzgar, la inmensa mayoría quedan en libertad.

Siempre hemos visto empresas que se declaran en quiebra dejando de pagar a sus trabajadores y a los proveedores. Sus propietarios se declaran insolventes y además de no ir a la cárcel ni siquiera pagan lo que deben. Sin embargo sí tienen dinero para montar otra empresa con otro registro al día siguiente y volver a empezar con sus chanchullos.

Este tipo de casos, casi siempre han sucedido desde la política o con su beneplácito. La respuesta judicial a estos hechos delictivos es patética y en su mayoría representa un insulto a la inteligencia humana.

código de buen gobierno.pdfpdf