PLANO POLÍTICO


Hoy en día los partidos políticos son corporaciones, empresas privadas cuyo único interés es seguir existiendo a cualquier precio. Para los miembros de cada partido, éste está por encima de cualquier otra empresa. Para ellos el fin justifica los medios. No importa el bien del país, SON CAPACES DE TODO POR SEGUIR EN SU POLTRONA. PREFIEREN GOBERNAR UNA ESPAÑA HUNDIDA ANTES QUE NO GOBERNAR UNA ESPAÑA PRÓSPERA..

Partiendo de una democracia, han ido corroyéndolo todo para llegar a la situación actual, un sistema político totalmente corrupto y dictatorial. Los que tienen el poder roban y estafan sin consecuencias judiciales y el pueblo ha sido totalmente esclavizado.

SE TRATA DE UNA VULGAR DICTADURA. Han montado una telaraña de corrupción colocando sicarios y secuaces políticos en los principales órganos de control, incluidos Banco de España, Tribunal de Cuentas y Consejo General del Poder Judicial. De este modo la banda política ha introducido una politización autonómica orientada a la estafa. Han repetido 17 veces la misma estructura pública con dos claros objetivos: DAR COBIJO A 450.000 CHUPÓPTEROS Y ELIMINAR RESPONSABILIADES POR DELITOS CIVILES Y PENALES. Con tanta duplicidad de organismos y cargos nadie es responsable de estafas ni tampoco de muertes ni daños ocasionados a los ciudadanos en el día a día: sanidad, conciertos, manifestaciones, urbanismo, etc. Además nos encontramos que dentro de un mismo país, se imponen criterios diferentes u opuestos, dependiendo de la zona en la que residas. 

HAY UNA PREMEDITADA AUSENCIA DEL CONTROL CENTRAL EN BENEFICIO DEL DESCONTROL AUTONÓMICO. Se han inventado e inventan tantos organismos y cargos innecesarios que nos están llamando imbéciles. Paralelamente se inventan nuevos impuestos para sufragar la estafa.

Aunque no lo queramos ver, hemos vuelto a los tiempos de Al Capone, con la diferencia de que ahora hay muchos Al Capone. Cada uno tiene su territorio en el que controlan y manejan el plano político, económico, social y judicial. Los ciudadanos nos hemos convertido en esclavos sonrientes, exprimidos a impuestos y subsistiendo con el continuo temor a la pregunta que la política nos ha impuesto ¿por dónde nos va a caer la siguiente hostia?.

Nuestra estructura política (CONSUME EL 50 % DEL PIB) no puede ser soportada por ningún país.  Los ciudadanos españoles nos hundiremos por pasotas, cobardes y sumisos. Y nos hundiremos solo nosotros, ellos no. Sus colchones económicos y contactos futuros dan para vivir varias generaciones.

De nada sirve que quiten ministerios, al contrario, es peor, ya que sus ocupantes seguirán cobrando de su anterior puesto y del nuevo que les hayan dado.

No se trata de hacer las cosas bien sino de que parezca que están bien hechas. Llaman crisis a la bancarrota provocada por la corrupción política.

De hecho se lo han montado de un modo tan descaradamente dictatorial y corrupto que cualquier persona honrada que pretenda entrar en el mundo de la política para hacerles frente, puede acabar en la cárcel.

Por desgracia, el panorama político español se ha llenado de partidos locales. Cada uno va en una dirección y eso es lo que desean los partidos mayoritarios ya que así nunca surgirá una alternativa política a nivel nacional que sea capaz de hacerles frente y acabar con la panda de sinvergüenzas que tenemos repartidos por toda España.