a nivel social


LA ENSEÑANZA ha de estar dirigida adecuadamente desde el inicio. Los primeros cursos de escolarización han dejado de tener importancia en este país y por tanto los programas de enseñanza a estos niveles casi ni existen. Los chupópteros son tan estúpidos que no se enteran de que un hombre se hace desde niño.

Los profesores tendrán la autoridad y credibilidad legales necesarias para desempeñar correctamente su trabajo. Estamos asistiendo a verdaderas atrocidades realizadas por alumnos a profesores sin ningún tipo de consecuencias y que solo contribuyen a atemorizar al resto del alumnado y al hundimiento de la enseñanza. Quien no quiera estudiar que no lo haga pero que no perjudique al que quiera hacerlo ni al que imparte la enseñanza.

La formación de grado superior se realizará con los medios adecuados, poniendo al alcance del estudiante los avances técnicos acordes al curso que realice, para de este modo poder desarrollar su potencial sin otra traba que su actitud y aptitud personales.

No se puede permitir que toda una generación de jóvenes promesas tenga que emigrar al extranjero por falta de oportunidades en España. Alemania quiere importar nuestros jóvenes formados académicamente y darles empleo en su país. Nuestros chupópteros alegan que será una gran oportunidad para ellos. Este hatajo de tuercebotas que nos domina están a favor de invertir en formación para que otros se beneficien de los ciudadanos formados. Tiene su explicación que estén en contra del desarrollo cultural y profesional del país teniendo en cuenta sus currículos y modo de acceso a puestos de mando. Todos sabemos que cuanto más ignorante sea un pueblo más fácil será manipularlo.

LA SANIDAD PÚBLICA será para los españoles o para inmigrantes que hayan cotizado un mínimo de 10 años. Los inmigrantes que comiencen a trabajar tendrán derecho a unos servicios mínimos de seguridad social que se implementarán cuando lleven cotizados al menos 5 años. Sin embargo, el acceso a todos los servicios y pruebas médicas de la Sanidad Pública no será completa hasta que hayan cotizado al menos 10 años.

Se prohibirá toda intervención o tratamiento con cargo a la seguridad social de enfermedades o dolencias de personas no afincadas en España que vengan puntualmente con el fin de operarse o tratarse porque dicho procedimiento no esté cubierto por la seguridad social en su país de origen.

Habrá un control continuo de los centros de atención médica por parte de equipos de profesionales que abarcarán zonas concretas de trabajo. Su misión será supervisar la gestión y eficacia en el desempeño de las funciones y trabajo desarrollado en cada centro. La descoordinación en la administración sanitaria hace que el servicio resulte tan costoso como penoso. El control es absolutamente necesario para eliminar errores que implican daños a la salud de los pacientes, al vez que se reducirán los tiempos de espera para las pruebas médicas. Las pruebas se realizarán en periodos contados por días, actualmente se esperan meses y a veces más de un año. Es insultante que no se tomen medidas.

La inclusión en el mercado de medicamentos no vendrá condicionada a nivel local sino nacional, es decir, habrá un grupo de trabajo que se encargará de retirar del mercado toda la inmensidad de medicamentos supérfluos sin propiedades curativas especiales y que suponen un lucro económico personal para quienes los intrudujeron en el consumo.

De igual modo, ya no tendrán sentido las campañas de pánico popular orientadas a la justificación de compra de cantidades desorbitadas de un medicamento concreto para enriquecer a un laboratorio y en la mayoría de los casos tener que deshacerse posteriormente de dichos medicamentos por caducar sin usarse.

SITUACIÓN DE EXCLUSIÓN SOCIAL. INTEGRACIÓN. El Estado no se puede permitir regalar un dinero que no tiene a quien no lo merece. Se exigirán resultados y el cumplimiento del compromiso bidireccional. Ha de ayudarse a aquellas personas cuya situación social así lo requiera pero con el tope de tiempo estipulado por ley. Ha de cumplirse la ley. Los programas de integración han de ser adecuados y flexibles, debiéndose adaptar a cada grupo de trabajo y fase de integración. Aquellos que hayan cumplido con sus obligaciones, habrán asimilado el programa e integrado social, laboral y culturalmente. Sin embargo aquellos que se hayan dedicado a gastar la ayuda sin preocuparse de nada más, dejarán de percibirla transcurrido el plazo máximo y tendrán mucha más dificultad para acceder al mercado laboral, precisamente por su dejadez y falta de compromiso. Ayudar permanentemente a quien no quiere integrarse significa dejar sin recursos a personas con futuro profesional y grandes logros que aportar a la sociedad.

LOS PRESOS han de trabajar realmente. Al igual que en la vida misma, si no se trabaja no hay ingresos y sin ingresos no se come. Los trabajos realizados por los presos, además de ser un bien reparador del daño social que hayan cometido, les servirá como medio para reciclarse e integrarse en la sociedad una vez cumplan su condena. Los trabajos a realizar no supondrán un coste extra (despliegue policial extraordinario para controlar a los presos), sino que serán meditados y definidos por el equipo de trabajo designado para dicho proyecto. Actualmente este tema se aborda de un modo básico y sus resultados son mínimos.

INMIGRACIÓN. Para entrar en este país hay que venir con contrato de trabajo. La experiencia nos ha enseañado que entrar en este país sin los papeles en regla suele significar hacer del delito un medio más de vida. Para defender los derechos humanos hay que empezar defendiendo los de los honrados y trabajadores.

Por qué ha de tener más derecho el inmigrante que ha tenido dinero para pagar un viaje a la mafia que los que no tienen ni donde sentarse. Lo que haremos será CUMPLIR CON EL 0,7% DE AYUDA OFICIAL AL DESARROLLO (AOD) Y PREOCUPARNOS DE QUE DICHO PRESUPUESTO SE EMPLEE CORRECTAMENTE Y NO SE QUEDE EN BOLSILLOS POR EL CAMINO. Dejaremos por tanto de potenciar las mafias y bandas organizadas. Preferimos que las personas no se vean obligadas a emigrar por motivos de miseria ni sean esclavizadas por grupos violentos. Para ello pondremos a su disposición los recursos y soluciones con el fin de que vivan dignamente con los suyos en sus países de origen. Actualmente los violentos, mafias y bandas dedicadas al robo están encantados con España ya que son tratados igual que sus compatriotas honrados, por lo que aquéllos proliferan exponencialmente.

Todos los inmigrantes en situación ilegal serán expulsados si en un periodo de tiempo no consiguen un contrato laboral. Todo inmigrante en situación legal que delinca podrá, dependiendo de la gravedad del delito, ser desposeído de cualquier tipo de ayuda que percibiera y ser expulsado del país.

Toda banda dedicada al robo con violencia será desarticulada de modo contundente. Será legítimo por parte de nuestras fuerzas del orden público el uso de la fuerza en defensa propia o en el ejercicio de sus funciones contra individuos sumamente peligrosos. Algunos insensatos pretenden que a los violentos se les arreste dándoles un caramelo y cantándoles el himno de la alegría. No podemos poner en peligro la vida de las personas de los cuerpos de seguridad. Cómo nos van a proteger si les atamos de pies y manos. Es intolerable que los delincuentes abran cabezas y roben sin contemplaciones mientras metemos en la cárcel a los policías que han de reducirlos usando el único modo posible, la fuerza.

Los españoles poseemos una gran tradición y costumbres forjadas por muchos años de historia. En este sentido, han de ser respetadas por todo ciudadano que elija este país como lugar de residencia, no significando esto que tengan que renegar de las suyas, simplemente respetar las nuestras. Dentro del cambio que pueda suponer para una persona la integración en un nuevo país, por encima de todo ha de estar el respeto y convivencia con los ciudadanos del país de acogida. El programa de inmigración ha de contribuir al desarrollo de este país así como al de las personas que lo eligen como futuro, por tanto dicho programa irá encaminado a fomentar la inmigración constructiva y a erradicar la destructiva.

EL MEDIO AMBIENTE Y SALUBRIDAD de nuestras ciudades serán cuidados. Las penas serán acordes al daño provocado, desde la cagadita del perro en la vía pública hasta los incendios forestales. Los temas de contaminación, vertidos, tabaco, etc. serán tratados de un modo racional.

LA INFORMACIÓN AL CIUDADANO será imparcial y con ausencia de partidismos. Actualmente cualquier medio con repercusión mediática está manejado por el gobierno de turno o principal partido de la oposición. Partiendo del respeto en cuanto al tipo de programas que cada uno quiera ver, el único manejo que efectuará el gobierno será el compromiso de incluir programas para informar y aconsejar al ciudadano. La información habrá de ser fiel, completa y a las horas de máxima audiencia. Los programas informativos de cada cadena independiente tendrán decisión sobre las noticias a informar no teniendo por qué ser exactamente las mismas que las del resto de oferta televisiva

Actualmente es demasiada la oferta de la telebasura y escasa o nula la información constructiva. La oferta televisiva actual enseña que hay que ser un jeta para triunfar en la vida ya que la gente con carreras universitarias acaba fregando escaleras o malviviendo por 1000 € al mes.